...

Fecha:

Del 21/02/2013 al 21/03/2013

Espacio:

CAS

Comparte este contenido

Santiago Ydáñez, la imagen abolida


Primera exposición individual de Santiago Ydáñez (Puente de Génave, Jaén, 1969) en una sala institucional de la capital hispalense. Vírgenes, santos, beatos momificados, asesinos, paisajes… se dan cita en la exposición Santiago Ydáñéz. La imagen abolida, una muestra de 13 obras de grandes dimensiones con la que el artista andaluz, de reconocida trayectoria internacional, reúne una serie de imágenes heterogéneas, que quedan homogeneizadas bajo su mirada y el proceso pictórico, con la finalidad de plantear una reflexión sobre la importancia que la imagen como valor único, probatorio y absoluto ha alcanzado en el mundo y la sociedad moderna y contemporánea.

Ydáñez selecciona un conjunto de referentes con una pesada carga icónica –devocional, simbólica, plástica, estética…- que resultan ideales para ser sometidos a un firme proceso artístico inverso cuyo resultado final son imágenes desnudas, meramente pictóricas. Sabe bien el artista que nuestro enfrentamiento con el mundo está mediatizado por la iconografía visual anclada en nuestra memoria individual y colectiva, conociendo y reconociendo por medio de ésta, aunque finalmente las imágenes no sean más que un reflejo especular de la realidad misma, pero tan fuerte y potente que llega a suplantarla; sabe también que el arte de todos los tiempos ha diseñado la escenografía dramática y gestual que el poder requería en cada momento histórico.




Detrás del reflejo, detrás del icono, detrás de la representación, se esconde la verdad que la detonó. Ydáñez busca al hombre detrás del asesino, a la mujer tras la virgen, la naturaleza tras la postal de paisaje, a sí mismo tras el autorretrato. Al mismo tiempo, a consecuencia del proceso, quedan al descubierto máscaras ficticias y fascinantes, como pieles secas de unos discursos que han sido mudadas. Fascinado por el barroco y sus mecanismos de representación y escenificación, el artista encuentra el dolor verdadero tras el gesto doliente, la enfermedad tras el gesto enfermizo, la vida que se escapó tras la caricatura modificada de la muerte.